s
s
Good Words
  • Desintoxica tus axilas
  • Author avatar
    Rosario Monroy
  • axilasdesodorante naturaldétox
Desintoxica tus axilas
Cómo desintoxicar mis axilas

Hace unas semanas les hablé acerca de lo que puedes (y probablemente debes) esperar cuando cambias a un desodorante natural y libre de tóxicos. Para algunas personas la experiencia puede ser un poco incómoda pero hay varias maneras de hacer una transición suave, y desintoxicar tus axilas, es una de ellas. 

La tendencia a cambiar este producto es cada vez más fuerte pues los ingredientes que contienen los desodorante comunes están relacionados con varios problemas serios de salud. Por eso, en este blog post voy a insistir en que cambies ese hábito de taponear tus axilas con productos que, en su forma más comercial, pueden contener disruptores hormonales y carcinógenos como aluminio, parabenos, ftalatos, propilenglicol y formaldehído. Todos ellos ingredientes que, en GA’RA, cuidamos que ninguno de nuestros productos los contengan y por supuesto el desodorante de Schmidt’s no es la excepción. 

Si ya le habías dado una oportunidad a las mezclas naturales, te desesperaste y volviste al producto tóxico; te pido que pruebes esta alternativa que promete ser la solución al mal olor y la sudoración que, en algunos casos, sucede durante el proceso de desintoxicación de las axilas.

Este détox que te voy a proponer ayuda a:

Disminuir el mal olor.

Evitar la erupción (algunas personas también experimentan esto).

No sudar.

Desintoxicar tus axilas no sólo disminuirá y/o acortará estas reacciones, también ayudará a sacar los químicos que están incrustados en la piel y el tejido (que, estoy segura, no los quieres ahí). Y recuerda...el primer détox es cambiar tu desodorante.

. D O  I T  Y O U R S E L F .

Para este DIY, con el que ayudarás a tus axilas a desintoxicarse más rápidamente, necesitas:

1 cucharada de arcilla de bentonita.

1 cucharadita de vinagre de manzana. 

 

Qué puedo hacer para desintoxicar mis axilas

CÓMO HACERLO:

Mezcla la arcilla con el vinagre. Si la consistencia está demasiado pastosa agrega una o dos cucharadas de agua filtrada (añádelas poco a poco hasta que quede como crema). De preferencia utiliza un recipiente de madera o de vidrio y un utensilio de madera para unificar los ingredientes.

Aplica una capa delgada de tu DIY en cada una de tus axilas y déjala reposar unos cuantos minutos. La meta que debes lograr es 20 minutos o más pero lo ideal es que empieces primero con un par de minutos y vayas incrementando el tiempo poco a poco.

Si sientes dolor al aplicar esta mezcla, retírala de inmediato. Lo normal es que la piel quede un poco enrojecida pues este détox incrementa el flujo sanguíneo, pero la rojez debe desaparecer rápidamente.

 Remueve la mascarilla con un paño húmedo y date un baño de agua caliente.

Repite este DIY diariamente o hasta que tu cuerpo se adapte a tu nuevo régimen de limpieza natural y libre de tóxicos. Es probable que necesites hacerlo durante una semana completa. 

Si este DIY te parece demasiado complicado o te provoca dolor prueba simplemente con bicarbonato de sodio. Exfolia suavemente tus axilas, mientras te bañas, con una esponja o una loofah y después aplícales bicarbonato de sodio. Enjuágalas y usa tu desodorante natural. Si durante el día experimentas mal olor repite nuevamente este método (y así hasta que desaparezca por completo el olor desgradable).

OTROS TIPS PARA HACER MÁS SUAVE LA TRANSICIÓN:

Toma mucha agua para activar profundamente el proceso de desintoxicación.

Cepíllate en seco. Esto estimula la circulación linfática y sanguínea. Aquí te cuento cómo practicar el dry brushing.

Recuerda que en todas las cuestiones de salud hay que ser perseverantes. Ten paciencia con tu nuevo desodorante pues el cuerpo es muy agradecido y pronto reaccionará como tu esperas que lo haga.

Comentarios ( 0 )

Agregar un comentario