s
s
Good Words
  • Estrés postraumático
  • Author avatar
    Rosario Monroy
  • ayurvedaestrés postraumáticorecomendaciones después de un temblorsismostemblor
Estrés postraumático
Síntomas de estrés postraumático

Hace unos días la tierra nos sacudió fuertemente.

Si el temblor lo viviste de cerca y estás leyendo esto, da gracias. Gracias, porque en estos momentos estás en una posición absolutamente privilegiada: estás viva y en condiciones de ayudar y no de necesitar

Seguramente has hecho lo que has podido para tender una mano a los afectados pero recuerda que para poder ayudar, te tienes que cuidar. El sismo nos sacudió no sólo físicamente, sino también emocionalmente así que, no te olvides de tu bienestar.

¿Cómo saber si tu o alguien cercano está experimentando trastorno por estrés postraumático?

Es muy importante que estés pendiente de cualquier síntoma. Éstos, pueden ocurrir pronto o incluso tardarse hasta un mes e incluso años en manifestarse.

..:: S Í N T O M A S ::..

Recuerdos perturbadores

  • Recuerdos recurrentes, no deseados y estresantes acerca del evento traumático.
  • Flashbacks. Revivir el evento como si estuviera sucediendo nuevamente.
  • Sueños molestos o pesadillas acerca del evento.
  • Estrés emocional severo o reacciones físicas hacia cosas que te recuerdan el evento.

 Negación

  • Evitar pensar o hablar acerca del evento.
  • Evitar lugares, actividades y/o personas que te recuerdan el evento.
Síntomas de estrés postraumático

 Cambios negativos de pensamiento y comportamiento

  •  Pensamientos negativos acerca de ti mismo, otras personas o el mundo.
  • Falta de esperanza en el futuro.
  • Mala memoria. No recordar aspectos importantes acerca del evento traumático.
  • Dificultad para mantener relaciones cercanas.
  • Sentirte separado de familiares o amigos cercanos.
  • Falta de interés en actividades que antes disfrutabas.
  • Dificultad para experimentar emociones positivas.
  • Sentirte emocionalmente insensible (numb).

 Cambios en reacciones físicas y emocionales

  •  Sorprenderte o asustarte con facilidad.
  • Estar siempre alerta hacia el peligro.
  • Comportamiento auto-destructivo como beber en exceso o manejar a alta velocidad.
  • Dificultad para dormir.
  • Dificultad para concentrarte.
  • Irritabilidad, comportamiento agresivo o estallidos de enojo.
  • Culpa o vergüenza abrumadora.

 Algunos niños de 6 años o menores, pueden experimentar estos síntomas:

  • Recrear el evento traumático a través del juego.
  • Pesadillas que pueden o no incluir el evento traumático.

..:: R E C O M E N D A C I O N E S  P A R A  B A L A N C E A R  L A S  E M O C I O N E S ::..

Estas son algunas recomendaciones ayurvédicas para balancearte después de la sacudida emocional. Te ayudarán a evitar, en cierta medida, el trastorno por estrés postraumático. Sin embargo, si uno o alguno de los síntomas perduran por más de un mes, si son severos y te cuesta trabajo poner tu vida bajo control; se recomienda que busques la ayuda de un profesional. Debes evitar que los síntomas empeoren y vengan complicaciones más serias como: ansiedad o depresión, abuso de sustancias como alcohol y drogas, desórdenes alimenticios y pensamientos suicidas.

  • Evita lo frío y crudo. Cúbrete bien, toma sólo bebidas calientes o tibias, come todo caliente o tibio.
  • Toma suficiente agua tibia a caliente (tus riñones, que probablemente estén alterados, lo agradecerán mucho).
  • Realiza masaje corporal con aceite tibio antes de bañarte. El suficiente para que tu piel no se sienta seca y desprotegida.
  • Alarga tu exhalación conscientemente varias veces al día. Esto ayudará a tu cuerpo a liberar tensión.
  • Toma té de jengibre fresco, que por ser caliente te ayudará a digerir la experiencia.

Por último te comparto un mensaje que me llegó (junto con las recomendaciones ayurvédicas) y que me parece importante: los temblores son una manera que tiene la tierra de hacernos más conscientes; de despertarnos, de hacernos ver que solo hace falta un pequeño movimiento para volver a tener claridad de lo realmente importante.

Fuente: Clínica Mayo

 

Comentarios ( 0 )

Agregar un comentario