s
s
Good Words
  • Maneras fáciles de desintoxicarte
  • Author avatar
    Rosario Monroy
  • detoxfácil
Maneras fáciles de desintoxicarte
Maneras fáciles de desintoxicarme

Enero debería de ser nombrado el mes internacional de las desintoxicaciones. Casi todos nos vemos en esa necesidad, por una razón distinta. Algunos porque quieren empezar el año bien con el lema “out with the old, in with the new” (en todos los sentidos de la vida), otros porque después del famosísimo maratón Guadalupe-Reyes, nos es imperativo un détox.

Todos los queremos hacer pero pocos lo logramos pues, tras los excesos de las vacaciones, es difícil entrar en una rutina muy disciplinada. Por eso, en este post exploro algunas maneras fáciles desintoxicarte. Entrar poco a poco en régimen será más factible con estas súper sencillas sugerencias.

HIDRÁTATE. Haz un hábito que lo primero de la mañana (en ayunas) sea tomar una taza de agua caliente con un poco de jugo de limón y jengibre fresco rallado. El limón resetea tu sistema y lo ayuda a deshacerse de las toxinas, mientras que el jengibre asienta el estómago y lo libera de las náuseas (muy comunes después de una tragazón). Cambia el café por el té verde o de menta. Éstos hidratan y desintoxican a la vez. Eso sí, no te olvides de tomarte tus 8 vasos de agua al día. 

MUÉVETE. Si todavía no te inscribes en el gimnasio o no decides qué clase de ejercicio vas a hacer…¡sal a caminar! No necesitas nada más que unos tennis y los beneficios que obtendrás son muchísimos. Recuerda siempre, después de cualquier tipo de ejercicio, estirarte.

COME HINOJO. ¡Así de fácil! Si tu estómago está inflamado considera comer hinojo crudo. Estudios demuestran que éste ayuda a producir bilis y que además funciona como diurético. Un plus: las semillas de hinojo son excelentes para acabar con el mal aliento, algo que puede provocar un estómago intoxicado. 

COME MÁS. Pero ensaladas. Se recomienda que comas 5 tazas al día de cualquier tipo de plantas verdes comestibles (lechugas, arúgula, berza, etc…).

TOMA PROBIÓTICOS. Ya sea en suplementos, comidas o bebidas. A mí me encanta la kombucha (bebida) pero es un sabor que no a todos les gusta, así que antes de que compres varios te recomiendo probar.

HIDRÁTATE MÁS. Ya hablamos de los líquidos pero ahora mismo necesitas hidratarte de todas las maneras posibles y también hay frutas y verduras, como el pepino y el melón, ricos en agua.

RESPIRA PROFUNDO. Parece increíble pero a veces hasta se nos olvida respirar y esto le hace muchísimo daño a nuestro organismo. Concéntrate en respirar profundo varias veces al día. Esto alivia el estrés, ayuda a bajar el cortisol (la hormona que puede provocar que acumules grasa) y a la digestión.

DESAYUNA AVENA Y/O CREMA DE CACAHUATE. Esta es la primera vez que escucho esto y como la avena me parece un gran desayuno, me fascinó la idea. La avena es un diurético natural que te ayudará con la retención de líquidos tan común después de las vacaciones. Mientras tanto, la crema de cacahuate contiene mucha niacina, una vitamina B que ayuda con la digestión y, que por cierto, es excelente para la resaca.

COMIDA LÍQUIDA. En el invierno se antojan mucho las sopas y los calditos y ahorita es un excelente momento para comerlos. La comida líquida es fácil de digerir y dejará que todo tu aparato digestivo descanse un poco después de tanto trabajo.

Suena fácil ¿no? Empieza así y ve poniendo objetivos más ambiciosos conforme vas entrando en tu rutina saludable para desintoxicarte completamente. ¿Por qué es importante desintoxicarte? Te cuento acerca de los beneficios en el próximo post de Good Words.

Comentarios ( 0 )

Agregar un comentario